20 sept. 2012

LABERINTO DE PÁJAROS



Un flirteo de lluvia
esculpe el laberinto de los pájaros;
su látigo de agua estalla en el silencio
y fisura las alas de cristal.

Danza, sobre mares de acero,
entre los pensamientos
atados y descalzos.

No hay faro que guíe a la tristeza.

La paloma del alba
me llama para huir.

Despierto y sólo encuentro
al lobo que devoró la luna.