30 ene. 2013

LAS GARRAS

Cubre la nieve el alma
que tuve blanca un día.

Me guía la ilusión
hacia la luz etérea
que proyectan insomnes
los abetos desnudos.

Mas se estremece el negro
del dolor fugitivo
que desflora a los pájaros.

Cuando crece la albura
más fiera es la tormenta,
más afila
sus garras el gigante.

Devora las hileras
de árboles descalzos
una nube de miedo
que flota sobre el río.

Golpea sus gargantas
-inocentes y frías-
y de sus ramas cuelga
alargados fracasos
que aún anidan dormidos.




6 ene. 2013

REVELACIÓN


Busco la ceremonia que fraccione
el grito denso que atraviesa las grietas.
La pieza viva del rompecabezas
bate las alas bajo el tragaluz.

Ese ardor que me quema
se eleva hacia el vacío
y en las dovelas graba
un límite invisible.

El eco de mis pasos
acrecienta tu ausencia.
Aunque cierre los ojos
tu rostro se define
trazado en la arquivolta.

Fugitivas orquídeas
de plateados estigmas 
recorren la navaja.
Su rumor exiliado
sostiene mi deseo
al margen de su filo.

La distancia nocturna
eclipsa la memoria
y en la luz sangrante
de su revelación
pensamientos cautivos
se hacen libres del tiempo.