30 sept. 2010

ENTREVISTA RADIO ALCAÑIZ "LA OTRA PALABRA"

Inés Ramón Campodónico me entrevistó el 28 de Septiembre para su programa "La otra palabra" en Radio Alcañiz FM (107.9 Mhz).

 A la espera de poder insertar directamente en el blog el audio de la entrevista, ya que  los programas estan  disponibles escasos días y luego se retiran, os dejo de momento el siguiente  acceso a entrevista


REPTANDO CADA NOCHE

Reptando desde mis rodillas,
como una enredadera envenenada,
con tu recuerdo trepas,
cada noche,
el tronco abierto de mi cuerpo,
llenándome
de sensaciones cálidas,
embriagada en el aroma
de tus flores moradas
y, no puedo aniquilarlas,
se enganchan a mi sangre
como murciélagos inmortales.

Asisto a toda fiesta
en callejones y palacios.
confundida en el tumulto
de algún incandescente lecho,
intento llenar al límite
la copa de mi vida
que rebose
hasta escupir tu nombre.

Y tú
mientras yo río y bebo
me persigues
y mil sensaciones tuyas
aprietan mi garganta
hasta asfixiarme.


ABRAZAME

Tus párpados mariposas guerreras,
desde lejos,
herían sin tocarlas,
mis pupilas
sedientas de tus mares.

Y tú,
como un centauro,
frenético,
me perseguías
sin saber alcanzarme.

De pronto dijiste:
abrázame
y tu silencio hablo desde el misterio
diciéndo tantas cosas...
aquellas que los cuerpos
entienden en lo oscuro,
desde la mística
que transciende
el ancestral deseo.

Devorando palabras,
como plantas carnívoras,
escondíamos la respuesta
que persigue el vacío.

Y el silencio repetía:
abrázame,
permíteme explorar
la naturaleza nival de tu piel,
averiguar
cuanta sustancia ígnea contiene,
deja que palpite tu cuerpo con el mío,
intuir que se siente en tus brazos
cuando me enreden
como almendros florecidos.

Y con los gritos 
de tus palabras mudas
acariciabas
con invisibles pinceles
mi pecho, mi garganta
pintando mi interior
con torbellinos locos y vibrantes.

Y en tu abrazo armado
abriste al instante mi flor roja
que asaltada, inconsciente,
de un tajo, solo,
vertió todo su néctar
de luna blanco.



EL CIELO NEGRO

El cielo,
como un gigantesco limón negro,
se exprime, sobre la inmensidad,
en cada uno,
de los falos verdes del paisaje,
copula con ellos
salvajemente.

Deja resbalar implacable,
violento, su semen,
por las hojas de los abetos
y la tierra, meretriz humillada,
se tiende como una tumba abierta.

Tú, inmune cielo negro
seductor de las esfinges del bosque,
insobornables,
las cuelgas bocabajo como a Odín
en las ramas de un roble.

Y para que no renazcan, después,
plenas de su sabiduría,
pasada la tormenta
las atraviesas
con espadas de plata.

Y ya inefable,
contemplas desde lejos los árboles,
la tierra herida de tu asalto
con tu inocente sonrisa
azul y tierna.





4 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante entrevista, pues revela secretos que explican la necesidad pulsional de Anaís de expresarse a través de sus poemas y de sus pinturas. Muestra ese yo desconocido para los demás y para uno mismo que nos hace actuar del modo en que nos mostramos a veces.
Lo que muestra que, a veces, se dan casos como el de Anaís, personas que poseen la capadidad de canalizar eso que llevan dentro a través de algo visible y conmovedor para los otros.

Mª Ángeles

Concha Vicente dijo...

Querida Anaís, la entrevista me ha parecido estupenda, el programa de un alto nivel, muy bien estructurado, la voz, tus poemas bellísimos, pero sobre todo, la ausencia de vanaglorias y vanidad, difícil de encontrar en los medios en que nos movemos. Si la poesía se escribe en el silencio, en la mayor soledad buscada a propósito, así debe de leerse, sin hacer alardes, con la voz adecuada, ¡sin gritar! Lo has hecho estupendamente, la directora del progama, Inés, un diez por su delicadeza a la hora de las preguntas, de elegir la música, Alcañiz se merece esto. Beso grande

Anónimo dijo...

Querida Anais, tu humildad te hace más grande. Besos.

Ramiro

Anaís dijo...

Gracias por la valentía de aportar vuestro comentario, normalmente cuando las entrevistas van en la línea de la mía, la mayoría espera a opinar y decir cualquier cosa, cuando se han significado los prestigiosos habituales... Os agradezco por ello doblemente el comentario, vuestra honestidad y valentía os honra.
Un abrazo a los tres.