30 sept. 2011

BOSQUES DE SANGRE



Lunas de muérdago violan las encinas.

Como una travesura
deshacen los renglones
de un absurdo fractal.

Comienza el otoño
con su iniciática ceremonia
de lagrimas oxidadas.
La carcajada del viento,
incisiva, cabalga los sentidos.

Y en los bosques sangrantes
duermen agotadas
infancias que escaparon
de un tiempo
en el que huyeron despavoridas.