6 ene. 2013

REVELACIÓN


Busco la ceremonia que fraccione
el grito denso que atraviesa las grietas.
La pieza viva del rompecabezas
bate las alas bajo el tragaluz.

Ese ardor que me quema
se eleva hacia el vacío
y en las dovelas graba
un límite invisible.

El eco de mis pasos
acrecienta tu ausencia.
Aunque cierre los ojos
tu rostro se define
trazado en la arquivolta.

Fugitivas orquídeas
de plateados estigmas 
recorren la navaja.
Su rumor exiliado
sostiene mi deseo
al margen de su filo.

La distancia nocturna
eclipsa la memoria
y en la luz sangrante
de su revelación
pensamientos cautivos
se hacen libres del tiempo.

2 comentarios:

Marcos Callau dijo...

"El eco de mis pasos
acrecienta tu ausencia.
Aunque cierre los ojos
tu rostro se define
trazado en la arquivolta.
Mi deseo sostiene
-al margen de tu orilla-
rumores exiliados"

Me ha gustado mucho esta estrofa, Anaís. Besicos.

Anaís Pérez Layed dijo...

Gracias, Marcos por el primer comentario del año.

Un abrazo