29 ago. 2011

PÉTALOS


Me arrastra la noche
por su túnel de venas negras.

Afuera, la lluvia golpea los cristales.
Su concierto estridente
excava donde guardo
mi gruta de lamentos
y deshoja por el suelo mi sonrisa
como una margarita triste.

Hay tantos pétalos
que al pisarlos resbalan
y siempre caigo en tus ojos ausentes.

Y, otra vez, planea mi sombra
sobre un pasado que despierta,
locos, los sueños de gaviota.

4 comentarios:

ana alcubierre dijo...

El poema me recuerda el invierno.
Tristeza y desesperanza fundidos en las flores deshojadas.
La belleza del poema me trasmite melancolía.

Ana.-

Anaís Pérez Layed dijo...

Gracias, Ana, creo que los tres últimos versos son los que dotan de esperanza al poema, pero si va un poco en línea con la llegada del otoño...
Un beso

Marcos Callau dijo...

Estupendo final, Anaís. Estupendos versos para recibir esta noche. Besos

Anaís Pérez Layed dijo...

Marcos, muchas gracias, me alegro de que te gusten, estoy un poquito... vaya, que estoy anticipandome anímicamente a la llegada del otoño, y me persigue...
Besos