12 may. 2013

EL TIEMPO NO VIVIDO


Irradian a mis ojos los azules
salpicados de encajes y gaviotas.
Las madreselvas vierten su veneno
lo esparcen en el aire y yo te miro...

En el rompecabezas de tu rostro

contemplo arrepentidos los recuerdos 
de años extraviados
en que no nos tuvimos.

La certeza de que el tiempo pasaba

sin hallarnos, sin sentir la osadía 
de incendiados veranos que durmieron.

1 comentario:

Marcos Callau dijo...

Precioso poema. Son las tres estrofas estupendas...no sabría con cuál quedarme. Besos.